Sabemos que te gusta y que lo disfrutas mucho. Sabemos que tienes un paladar muy fino y que, cuando lo abres y aspiras su aroma, sabes reconocer un buen aceite de oliva virgen extra de calidad Premium pero, ¿qué sucede en los momentos previos a la compra? ¿cómo puedes separar el grano de la paja y elegir una marca que de verdad pueda cumplir con tus expectativas?

 

En primer lugar, hay que utilizar el sentido común y ser consciente de que el producto en el propio punto de venta debe encontrarse en condiciones óptimas. Huye de grandes escaparates iluminados donde además de mucha luz puedan haber altas temperaturas. Un buen aceite de oliva Premium es como un secreto que debe ser guardado protegido del sol.

 

Por otro lado, deberías ser extremadamente cuidadoso con leer bien el etiquetado del producto. El aceite de oliva Premium siempre será virgen extra. Los productos que con mucho mimo trabajamos en Omed están compuesto de zumo natural de aceituna, nunca trabajamos con refinados o similares, que pueden haber sido extraídos con aceitunas de peor calidad o a partir de procesos menos naturales o con una temperatura no adecuada, sólo y puramente zumo de aceituna.

 

Aunque no lo creas, el color no es determinante para la calidad, aunque sí es cierto que un aceite de cosecha temprana suele tener un color verde esmeralda muy intenso, aunque luego pueda ir desapareciendo con el tiempo. De hecho, tener en cuenta la cosecha es importantísimo, ya que deberías comprar siempre la producida en la temporada actual, y no aceites que se hayan producido hace más de uno o dos años.

 

La tradición de la empresa que produce de una marca de aceite de oliva virgen extra Premium podría debería ser algo sobre lo que deberías informarte, ya que hay factores que son determinantes para la calidad del producto acabado.

 

Por ejemplo, es necesario que no haya mucha distancia entre el olivar y el molino, ya que puede afectar a la calidad del producto porque se produce una oxidación nada apropiada para un buen aceite de oliva virgen extra Premium. Siempre elige aceites donde la empresa controle todo el proceso de producción, desde el olivar hasta el envasado, así te asegurarás un control de calidad exhaustivo.

 

Este mundo es demasiado intenso –nunca mejor dicho- como para que puedas llevarte desilusiones. Desde OMed, te recomendamos que hables con nosotros ante cualquier duda que puedas tener a la hora de adquirir nuestro aceite de oliva Premium.

 

¡Seguro que con nosotros no te equivocas!